10Oct

Iñigo Ortiz

Estuve buscando un cebador pero no había nada en el mercado de estas características. Al final optaba por hacer cebadores caseros. Me ha gustado mucho el sistema de Ufishpro por dos cosas: el material, porque ese plástico no se estropea cuando pega con las rocas, y el ahorro de pasta. Con los cebadores de malla, te dejabas mucho macizo (pasta de anchoa). Tenías que cargarlo 5 o 6 veces en una misma jornada. En 2 o 3 salidas gastaba un bote de 20 kilos. Con el cebador Ufishpro llevo unas 8 o 10 salidas y me queda la mitad del bote. Yo salgo a pescar siempre que puedo y el gasto en pasta de anchoa puede ser de más de 200€ al año. A partir de ahora será de menos de la mitad.

El otro día estuvimos pescando desde las 7 de la mañana hasta las 12 con una sola carga, y al subirlo, aún pude recuperar algo de pasta que volví a guardar en el bote para otro día. Y la sonda marcaba todo el tiempo que estaba macizando. Mi socio estaba encantado. Con otro cebador hubiera tenido que hacer 3 o 4 cargas en toda la mañana.

Iñigo Ortiz Pesca desde embarcación 10 octubre, 2017

Scroll Up