Preguntas frecuentes Cebador UFISHPRO

Resuelve tus dudas sobre el cebador UFISHPRO y descubre cómo acercar la pesca hasta tus anzuelos para sacar el máximo partido a tu jornada de pesca.

¿Por qué es importante usar cebador de pesca desde embarcación?

Cuando se va a pescar, lo que se espera es no perder la jornada y volver a puerto con capturas que te alegren el día.

Pero el mar es muy extenso y, cuando pescamos desde embarcación, resulta complicado llamar la atención y conseguir las capturas deseadas únicamente con el cebo de nuestros anzuelos. Por eso, para lograr que la pesca se acerque, es común usar la técnica del cebado o brumeo.

Los elementos que se utilizan en el cebado son dos: un cebador y la pasta reclamo que se introduce en el interior del mismo. El aceite que desprende el pescado triturado de la pasta llama la atención de los peces, que son capaces de detectar los olores y sabores por medio de las partículas disueltas en el agua, incluso a grandes distancias.

El cebador se cuelga desde el barco, justo al lado de nuestros aparejos, a la profundidad en la que habite la especie que se quiere capturar. La suelta de la pasta reclamo genera una nube de partículas que atraen tanto a las especies deseadas como al cebo pasto, esos pequeños peces que a su vez hacen que se acerquen los depredadores mayores.

Pasta de cebado

¿Cómo tengo que llenar el cebador de pasta reclamo?

Existen botes de pasta de diferentes tipos en las tiendas especializadas, preparadas a base de restos de pescado, por ejemplo el macizo de anchoa.

Utiliza una pala pequeña que te permita cargar el cebador limpiamente, sin manchar la cubierta del barco.

No llenes demasiado el cebador para que el émbolo pueda tener el recorrido adecuado que permita trabajar correctamente al cebador.

¿Cuánto dura la pasta con el cebador UFISHPRO?

A diferencia de otros sistemas de brumeo, el cebador UFISHPRO ayuda a economizar la pasta reclamo, lo que supone un ahorro importante a lo largo del año. Los cebadores caseros u otro tipo de aparatos, pierden pasta antes incluso de colocarlo junto a los anzuelos. En los testeos realizados hemos comprobado que una sola carga puede durar prácticamente toda una mañana, ofreciendo así dos beneficios: no tener que subir y bajar el cebador constantemente, y un ahorro económico en pasta que, al final del año, puede ser muy sustancioso.

Si dispones de sonda en tu embarcación, puedes comprobar si el cebador sigue brumeando o se ha terminado el macizo.

Recuerda que si, al sacar el cebador del agua, todavía queda pasta dentro del mismo, puedes volver a mezclarla con la que tenías en el cubo y reutilizarla la próxima vez que vayas a pescar.

Limpieza y mantenimiento

¿Cómo puedo hacer que mi cebador dure mucho tiempo?

Para que tu cebador dure el mayor tiempo posible, tienes que tener en cuenta dos cosas: no perderlo en el agua, y tratarlo con cuidado. El material del que está fabricado y su forma, hacen que sea un producto muy resistente, pero siempre podemos contribuir a que se mantenga casi como el primer día siguiendo unos pequeños consejos:

Asegúrate de cerrar bien la tapa superior. Mantén siempre bien limpia la rosca de la tapa superior y asegúrate de cerrarla correctamente antes de introducir el cebador en el agua. Así evitarás perderlo. El cierre de la rosca puede resultar un poco duro, pero esto contribuye a que no pueda soltarse bajo el mar.
Procura que no se golpee contra el fondo y que no se enroque. El material es muy resistente, pero es preferible no golpearlo contra las rocas para que no se altere su funcionamiento.
Limpialo bien antes de guardarlo. Cuando lo saques del agua, comprueba si queda pasta en su interior y recupera el macizo sobrante para usarlo otro día. Después, introduce el cebador en el agua agarrando fuertemente la varilla por el extremo del cáncamo y agítalo en la superficie para favorecer la salida de los restos. Al igual que haces con todo tu material de pesca (cañas, carretes…), pásalo por agua dulce antes de guardarlo.

Uso del cebador

¿Cómo y por qué debo plomear el cebador?

Se han previsto diferente formas de plomeado para que puedas adaptar el cebado a las condiciones de la jornada, las diferentes mareas y olas, el lugar en el que estés pescando…

Es importante usar pesos dentro del cofre del émbolo para conseguir que el cebador se mantenga siempre en su sitio, bajo el barco, y para que el pistón trabaje correctamente, haciendo que se expulse la pasta de manera automática y constante, sin apelmazamientos.

También se puede incluir plomos en la tapa inferior o retirarla (recuerda guardarla bien para que no se extravíe) y colgar pesos de la anilla inferior. Todo dependerá de tus necesidades y preferencias.

Puedes guardar los pesos en el cofre interior y la tapa inferior hasta la siguiente salida de pesca.

¿Dónde y cómo tengo que atar el cebador a la embarcación?

Es preferible lanzar el cebador desde estribor o babor. Procura utilizar una cuerda no muy gruesa atada al cáncamo superior en un extremo y al barco en el otro, para evitar que el cebador sea arrastrado y se aleje de los aparejos.

Hay que prestar atención a la hora de acercar los aparejos para que no se enganchen en la cuerda del cebador.

¿Cómo puedo regular la salida de pasta?

El cebador cuenta con dos palancas para ser manipuladas con ambas manos.

Posición 0: permite el cierre completo de las ranuras laterales del cebador para un llenado limpio. Una vez lleno de pasta, puedes colocar el cebador, ya atado, en el borde del barco, seleccionar la apertura deseada, y lanzarlo al mar.
Posiciones 1 a 3: elige la apertura que más se adapte a tu manera de cebar, si prefieres que la salida de pasta sea menor y se prolongue más en el tiempo, o si deseas cebar rápidamente. Realiza tus pruebas y coloca las palancas a tu antojo.

¿Cómo se consigue que la salida de pasta sea constante y automática?

Para que la salida de pasta sea constante, uniforme y automática, se aprovecha el movimiento de las olas. Esto se logra gracias al émbolo que se encuentra en el interior del cebador.

El flujo de entrada y salida de agua generado por la subida y bajada del émbolo (efecto succión) favorece el movimiento de la pasta en el interior, evitando que se compacte y apelmace, favoreciendo así la salida de la misma.

La pasta no empieza a salir hasta que el cebador está fijado a la profundidad deseada, evitando la pérdida de la misma mientras lo estás bajando. Una vez atado al barco, el émbolo comienza a moverse, pulverizando la pasta de manera que la nebulosa de partículas de cebo alcance mayor distancia, aumentando la posibilidad de llegar a más presas.

Scroll Up